El desperdicio de alimentos: cuatro ejemplos para combatirlo

spreco alimentare food wasting

¿Cuánto cuesta el desperdicio de alimentos en Italia y a nivel global? ¿Cuántas toneladas de desechos se producen a partir de los alimentos? Las cifras son sobrecogedoras: según la FAO en Italia se malgastan 9 millones de toneladas de alimentos al año, que tiene un coste de más de 12 mil millones de euros, y a nivel global los alimentos tirados a la basura corresponden a 1,3 mil millones de toneladas. Una cantidad que podría erradicar el hambre de 2 mil millones de personas. Pero, ¿nos estamos moviendo en la dirección correcta para remediarlo? ¿Se están aplicando ya iniciativas contra el desperdicio?

De eventos de sensibilización a sistemas reciclaje digital, a continuación cuatro ejemplos para combatir el foodwasting añadiendo un poquito de sabor.

Feeding the 5000

Feedback Global es una organización sin ánimo de lucro ambientalista que tiene como objetivo principal disminuir el desperdicio de alimentos. Son muchas las iniciativas que han llevado a cabo, entre las cuales colaboraciones con gobiernos y campañas destinadas a influenciar la opinión pública. Su campaña de mayor éxito es Feeding the 5000 de Londres, celebrada por primera vez en Trafalgar Square en 2009 para después expandirse por el resto del mundo. ¿En qué consiste? Es una fiesta donde se invita a 5000 personas, a las que se les sirve una comida preparada con alimentos que de otra manera habrían terminado en el cubo de la basura.

La nevera compartida, entre las necesidades sociales y antidesperdicio

Para ayudar a los necesitados, en muchas ciudades caracterizadas por el dualismo entre ricos y pobres se ha pensado en instalar frigoríficos “sociales” por la calle, donde cualquiera pueda dejar y recoger alimentos. En este caso la lucha contra el foodwaste y la ayuda social se unen, y la iniciativa – tras haber comenzado en Londres – ha llegado incluso a Dubai, donde se han instalado 20 neveras compartidas utilizadas por más de 5.000 personas. Y no solamente esto: en el País Vasco y en India las asociaciones se han puesto manos a la obra para permitir, a quien lo necesite, poder recibir los alimentos en exceso depositados en los sharingfridge.

La tecnología smart al servicio del antidesperdicio

De normalísimos frigoríficos (compartidos) pasamos a hablar ahora de frigoríficos smart, porque la tecnología ha dado pasos de gigante para permitir la reducción del desperdicio de alimentos. Los productores Samsung y Bosch han pensado en sistemas de telecámaras dentro de las neveras para posibilitar a los consumidores controlar la cantidad de alimentos en el propio frigo y su fecha de caducidad durante la compra, para así evitar comprar más alimentos de los necesarios. Además, es útil recordar que los alimentos se conservan mejor entre los 2 y los 5°C, aunque el frigorífico smart regula automáticamente su propia temperatura.

Il frigo smart contro lo spreco alimentare

El antidesperdicio está también en vuestro smartphone

El reciclaje también es digital, y para evitar malgastar alimentos, las aplicaciones para smartphone abundan. Olio, por ejemplo, es una aplicación gratuita que permite a los consumidores conectar con otras personas o negocios de alimentación en su área geográfica que tienen excedentes para compartir, antes de tener que tirarlas. Con más de 50.000 miembros y un total de más de 100.000 alimentos ahorrados, la aplicación Olio ha abierto el camino a muchas otras aplicaciones similares, en ellas la italiana Last Minute Sotto Casa, que hace de intermediario digital entre las tiendas que tienen mercancía en exceso y los consumidores que la podrían comprar así a un precio más bajo.

spreco alimentare APP Olio

El problema del desperdicio de alimentos afecta a muchas personas, pero las soluciones existen, y cada uno de nosotros puede aportar su granito de arena para combatir el foodwasting.